Motivación

Motivación

Hola a todos!

En este artículo pretendo incentivar la motivación sea cual sea tu objetivo. Por ejemplo, cuando estamos siguiendo un entrenamiento específico, duro e intenso, necesitamos un empujón que nos haga levantarnos del sofá e ir al gym a entrenar.

Es sabido que la constancia y la persistencia son uno de los puntos a fortalecer cuando se quiere conseguir
un objetivo. Sin estos dos, no podemos seguir avanzando hacia nuestra meta.

Todos los grandes personajes de la historia, líderes, luchadores, guerreros, etc, consiguieron llegar donde estaban gracias a la constancia, a seguir adelante pese a las dificultades. Seguir intentándolo después de cada fracaso. ” Los que abandonan, nunca ganan. Los que ganan, nunca abandonan”. “Lo que configura nuestras vidas no es lo que haces de vez en cuando, sino lo que hacemos de forma consistente”

Lo primero que hay que tener es un objetivo bien definido, un sueño. Atraemos hacia nosotros las fuerzas, las personas y las circunstancias de la vida que están en armonía con la naturaleza de nuestros pensamientos.

El ser humano puede crear cualquier cosa que pueda imaginarse. Donde hay una voluntad, hay un camino.

Los soñadores prácticos no abandonan. Tener un deseo ardiente de ser y hacer. El deseo respaldado por la fe no conoce la palabra imposible.

El subconsciente es un arma muy poderosa que debemos usar a nuestro favor y para ello, los pensamientos deben estar bien mezclados con emociones y sentimientos. Hay que anhelar nuestro objetivo ya sea material, espiritual, etc

Si uno lo intenta y fracasa, tiene que hacer otro esfuerzo, y otro más, hasta triunfar. inyectar en sus esfuerzos la ilusión de un niño, completamente entregado en su tarea, sin importarle lo que hay alrededor.

En esta vida se experimentan derrotas, que los grandes utilizan para adquirir su poder. “Cada fracaso trae consigo la semilla de un éxito equivalente”

Uno debe darse cuenta de que todos los que han acumulado grandes éxitos, primero tuvieron una cierta cantidad de sueños, esperanzas, anhelos, deseos y planificaciones antes de adquirirlos.

Todos tenemos miedo, pero solo unos pocos tienen valor de seguir adelante. Si te paralizas, es seguro que no lo conseguirás.

Persigue tu objetivo, tu sueño, tu destino, con todas las fuerzas que tengas. Tira de cielo y tierra para conseguirlo. Ten la mente fija en el objetivo. No hay obstáculo grande para alguien que no tiene miedo. ” Es difícil vencer al que nunca se rinde”.

Cuando encuentres dificultades, acuerdate de lo que puedes conseguir, visualizate exitoso, grande, infinito. Todas las grandes acciones comenzaron en una idea, un pensamiento.

a915f1f530-motivación 2

¿Sabes donde está tu límite? Es imposible saberlo hasta que no lo intentas, una y otra vez. El espíritu se alimenta de las dificultades superadas. Un espíritu fuerte y rico es aquel que ha vencido y superado miles de obstáculos.

Todo el que esté leyendo esto tiene las cualidades suficientes para tener éxito en su vida, en sus metas. La diferencia entre los fuertes y los débiles es que el débil no se cree capaz y pone escusas, y el fuerte no solo se cree capaz sino que avanza, avanza y avanza agotando sus energías hasta conseguirlo.

Instrúyete, el conocimiento abre vías por las que uno es capaz de llegar más lejos en el mundo mental. La fuerza sale de la mente, de la intensidad con la que se piense. Si fortaleces tu mente, mejorarás inmensamente en muchos aspectos de tu vida.

Los que no tienen suficiente fuerza mental te dirán que no puedes. No hagas caso a nadie que te diga algo negativo de tus aspiraciones. Solo haz caso a los comentarios positivos. La visión del triunfador nunca ve muros inquebrantables. El triunfador solo ve trampolines.

“Si tienes que cometer algún error en la vida, equivoquese por el lado de la sobreestimación de sus posibilidades”

Repito, el que quiere realmente algo se mueve para conseguirlo. Si no se mueve lo suficiente, no lo quiere tanto. Si es un sueño, caminará en esa dirección. Si es un capricho, dará tres pasos y se estancará.

La cuestión es que se trata de donde acabes, no donde empieces. No busques escusas, porque las encontrarás. Levantate cada mañana con el pensamiento de que puedes con todo. Levantate confiando en tus fuerzas. La vida sonríe a los audaces. El universo siempre ayuda al que cree con todas sus fuerzas que puede.

Hay que desear fervientemente con el corazón. Si has dado el máximo de tus posibilidades, estarás feliz, independientemente del resultado.

Acabando con una pequeña frase pero de gran sabiduría: ” El mundo pertenece a quién se atreve”



Inscríbete en nuestra escuela